Las alianzas: una forma abierta de trabajar para combatir el COVID-19

En el marco del lanzamiento de la segunda edición del curso abierto Alianzas: un vehículo para lograr el desarrollo sostenible, presentamos una reflexión sobre el rol de las alianzas estratégicas para dar respuestas robustas a la pandemia y algunos logros compartidos entre el BID y sus diversos socios hasta la fecha.

La crisis del COVID-19 nos ha obligado a recapacitar y buscar nuevas formas de trabajar para dar soluciones rápidas y eficientes a los problemas a los que se enfrentan los países de Latinoamérica y el Caribe. Desde hace tiempo, es sabido que el desarrollo sostenible no se alcanzará sin soluciones multi-actor y colaborativas. Por un lado, el sector público no dispone de suficientes recursos financieros para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), por lo que es necesaria la participación de empresas e inversores privados.

Por otro lado, vemos que las soluciones más novedosas y eficaces surgen de colaboraciones capaces de aunar la innovación del sector privado con el alcance de los gobiernos, la presencia en el terreno de las ONGs, el apoyo de las fundaciones, el conocimiento de las universidades y la presencia regional y conexiones que aportan organizaciones internacionales como el Banco Interamericano para el Desarrollo (BID).

En los últimos meses, el impacto de la emergencia de la pandemia COVID-19 en la salud pública y el bienestar social y económico de comunidades de todo el planeta ha resaltado aún más la importancia de trabajar en alianza. Se ha observado que, ante un evento de tal magnitud, solo el trabajo coordinado y unido de todos los actores sociales puede ofrecer una salida efectiva, equitativa y sostenible a la crisis sanitaria, económica y social.

El BID lleva trabajando más de una década de manera consistente para fortalecer sus alianzas con empresas, gobiernos, inversores, fundaciones y entidades académicas, entre otros actores, para avanzar hacia el desarrollo sostenible en América Latina y el Caribe. Gracias a estas buenas prácticas, frente a la pandemia, el BID ha podido movilizar recursos y conocimiento de su amplia red de colaboradores públicos y privados para dar respuestas rápidas a esta crisis mundial. El BID ha complementado su propio financiamiento de más de USD $17 mil millones en 2020 y ha conseguido reunir otros recursos financieros, conocimiento, innovación, tecnología, y acceso a plataformas colaborativas que permiten la co-creación de soluciones.

¿Qué alianzas ha implementado el BID durante el COVID-19?

En estos meses, el BID ha reforzado sus alianzas con otros actores sociales para dar respuesta rápida a los problemas que han debido enfrentar los países de la región con motivo de la pandemia. A continuación, les contamos 7 casos de éxito que el BID está implementando junto con diferentes socios de diversos sectores y países:

  • El gobierno japonés ha aportado US$1.5 millones con los que el BID ha podido fortalecer la respuesta del sistema de salud pública a la pandemia en los países del Caribe.
  • El BID y Amazon Web Services han movilizado el apoyo técnico para capacitar a los gobiernos y que utilicen Big Data como una herramienta para informar y mejorar la toma de decisiones.
  • Con la universidad española IE Business School, el BID está ayudando a las pequeñas y medianas empresas de la región a enfrentar los impactos económicos de la crisis a través de becas a programas de certificado, artículos y webinars con expertos en temas de innovación y transformación digital.
  • Con Microsoft, el BID ha adaptado la plataforma MapaInversiones para que los ciudadanos en Paraguay accedan a información actualizada y transparente sobre el gasto público relacionado con el COVID-19.
  • Junto con Santander Universidades y Universia, el BID ha celebrado una reunión virtual con los rectores de universidades líderes de la región para discutir el futuro del sector académico y el impacto del COVID-19 en la transformación digital de estas instituciones académicas.
  • Gracias a una alianza con Esri, empresa líder en tecnología geoespacial, el BID está ayudando a los países de la región a monitorear la disponibilidad de equipamientos médicos y manejar cadenas de valor que aseguren la continuidad económica.
  • Además, el BID, junto con Mircosoft y Everis NTT Data están proveyendo a los gobiernos de soluciones digitales para asegurar la continuidad de los procedimientos administrativos durante la pandemia.

Buenas prácticas para fortalecer las alianzas

Para acompañar todos estos esfuerzos mencionados con el fin de transferir el conocimiento acumulado en materia de alianzas en la última década, el BID, junto con la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas (SDSN), han lanzado la 2da edición del curso Alianzas: un vehículo para lograr el desarrollo sostenible. Un programa en línea y abierto que ofrece conceptos y herramientas para crear, gestionar y monitorear alianzas multi-actor, y de gran utilidad para manejarse en la situación actual y futura donde el trabajo colaborativo parece ser la vía más eficaz para enfrentar las consecuencias de la pandemia.

Inscríbete ya de forma gratuita en el siguiente link: Alianzas: un vehículo para lograr el desarrollo sostenible

*Este blog fue publicado originalmente en el Blog del Banco Interamericano de Desarrollo.

The post Las alianzas: una forma abierta de trabajar para combatir el COVID-19 appeared first on edX Blog.

%http://blog.edx.org/feed%

Leave a Reply